Con Pluma Azul Con Pluma Azul

Pudiera soñar

Pudiera soñar que una dama hermosa

de suave hablar y pícaros perjurios,

me libra de esta soledad pasmosa

con sus curvas y lúbricos refugios.

Pudiera imaginar que el cálido encuentro,

-entre rosas, claveles y jazmines-

exorciza el dolor que llevo dentro

y nos lleva a unos míticos jardines.

Pero por extraordinaria ventura

que para ti y para mí hace innegable

que Dios, Divino Padre,  así lo quiso

en singular momento de ternura,

te tengo a ti que me hace terrenable,

tener siempre nuestro propio paraíso.

Share Post :

More Posts

Deja un comentario