Con Pluma Azul Con Pluma Azul

Tu mirada desolada.

A Elizabeth, ahogando su pena con tequila:

Cuando te veo triste quisiera escribirte un verso,

decirte por ejemplo que al ver tus ojos tristes,

que son como un día de lluvia y de nubes grises,

a tu tristeza al instante soy converso.

Decirte que tus ojos color de miel,

que siempre fueron de alegría enardecidos,

hoy por el dolor y la ausencia ensombrecidos,

dejan en mi alma con tu mirada sabor de hiel.

Que luego de mirarte atrapada por la pena,

a causa del amor que te desdeña,

queda mi vida acongojada,

congoja de la que no me salva ni una quena,

y siento que mi vida se despeña,

a lo profundo de tu mirada desolada.

Share Post :

Deja un comentario